Somos lo que comemos

Actualizado: 19 may 2020

Frase trilladas si las hay, pero cuanta verdad esconden no?

Hace 3 meses, cansada de mi urticaria severa y crónica decidí cambiar rotundamente mi alimentación para conocer, por fin, que tanto podría cambiar mi vida si dejo de incorporar algunos alimentos de los que me creí presa por su sabor y mi maldita costumbre de consumirlos sin culpa.

Durante 35 días dejé el gluten, los lácteos, el azúcar, la soja y el maíz. Cuando escuche a Male Ramos Mejía (@thefoodalchimist) sacarme estos esenciales como quién dicta una receta fácil y apta para todo público, automáticamente pensé "y ahora que voy a comer" .Fin del disfrute.

Nada de eso paso. Mi firme convicción seguida de mi urticaria tan notoria y molesta fueron el impulso que necesitaba para jamás dudar, ni pecar, ni tentarme. Estaba conociendo un mundo nuevo, aprendiendo a comprar en una dietética, a cocinar sin harinas, a endulzarme sin azúcar, y a vivir más sana.

Mi sensación después de esos 35 días era que me había energizado. Me sentía (y me siento) liviana, con energía, tengo menos sueño, y estoy mucho más lúcida mentalmente. Mi piel y mi pelo también acusan recibo.

Así es como mejore significativamente mi calidad de vida, y por eso quiero compartir esta experiencia para que muchas más personas puedan vivir mejor!

De a poco les voy a ir dejando recetas que me acompañan en este proceso. Todas ricas y super fáciles.






-