• Flor Palumbo

¿CÓMO PODEMOS DISEÑAR UNA VIDA CON PROPÓSITO?

Actualizado: 22 mar


Vivir con propósito es vivir en colores. Es sentir que nos emocionamos con cada cosa que hacemos. Es saber para que vinimos a este mundo, que queremos dejar en el corazón de los otros. Es vivir cada día disfrutando de lo que hacemos, conectados al 100% con eso, que tanto no gusta y tan bien nos hace.


Cuando no estamos alineados con nuestro propósito, nada parece tener sentido, vivimos en la insuficiencia, permanentemente frustrados y enojados. Por esta razón, nuestro propósito también debe estar alineado con nuestra vida profesional, ya que ella también es parte fundamental de nuestra vida personal. La vida no diferencia, los objetivos personales y profesionales.


Muchas veces enfrentamos la vida, esperando que ella nos presente evidencias de que nuestros sueños pueden ser posibles.

Pensamos que tenemos derecho a quejarnos por aquellas cosas que no funcionan en nuestra vida; sin SER CONCIENTES de que las cosas no funcionan, porque a lo único que nos habíamos dedicado era a QUEJARNOS.


No esperemos sentados a ver qué nos pasa; sigamos andando y tratemos de ser la persona que hace que las cosas pasen. Y dejar de decirnos como debería ser nuestra realidad, aceptándola y haciendo lo necesario para convertirla en lo que nosotros queremos que sea. Y esto marcará la diferencia entre ser inquilinos o propietarios de nuestra vida: ser VICTIMAS o PROTAGONISTAS.

Encontrar nuestro propósito en la vida es encontrar su sentido, es responder a su ¿Por qué? o su ¿Para qué? entendiendo en cada caso el valor de su respuesta. Mientras que el "POR QUÉ" es más simple de responder, bastando sólo con mirar atrás y encontrar las causas o justificaciones, al carecer de emoción; ya que solo satisface a nuestra MENTE y nace desde nuestra carencia. El "PARA QUÉ", nos pone en un contexto de significado, de propósito y es el que verdaderamente nos motiva a seguir; ya que, es el que llena nuestro CORAZON, completamente vinculado a nuestra abundancia.


Cuando resolvemos estos interrogantes, nuestra brújula interior nos orienta con claridad, en ese laberinto que es la vida, y todas nuestras acciones van acortando la distancia hacia nuestros objetivos, y todas ellas siempre en sintonía con nuestro propósito. Ya que de lo contrario, al no estar alineados con nuestro propósito, nada parece tener sentido. Alinear nuestra vida con nuestro propósito, nos ayudara a vivir una vida plena, permitiendo que nuestros objetivos personales y profesionales resulten más alcanzables.


“Cuando tenemos un propósito en nuestra vida, encontramos un sentido para nuestra existencia y la vida misma se nos presenta con significado; esto genera una motivación que es una voluntad, un poder que puede llegar a sorprendernos, al darnos ese sentido para

transformarnos”.


@serconciente.coaching