• Flor Palumbo

¿Cómo es tu Botiquín Emocional?

Escuché hablar de este concepto y me pareció genial reconocer en nuestra vida que es aquello a lo que acudimos cuando nos sentimos mal. Este “aquello” incluye personas, cosas, música, recuerdos, fotos, mensajes, meditación, películas, videos familiares, comida y tantísimas otras cosas que podemos identificar como remolcadores de angustias en tiempos de COVID (esto último no resulta esencial, ya que esos momentos de nudo en la panza y energía bajita pueden invadirnos muchiiiiisimas veces más que en plena pandemia).

Entonces, decidí hacer el ejercicio de armar mi #botiquinemocional, y detecté que hay patrones que no cambian a lo largo del tiempo. Cajoncitos que siempre están, solo que a veces voy variando el interior.


Acá les comparto mi lista para que inspire la suya:


- Música: Me di cuenta que la música es un remolcador natural y perfecto. Cualquiera que sea, la que tengas ganas. Abris @spotify la buscas, pones PLAY y te perdonas.


- Amigos: Llamar a esa amiga que te conoce, te alegra el día, la pilas, la que tiene puestos los anteojos divertidos de la vida. Un mensaje con ella, y quizás, te sentís mejor.


- Comida: Yo soy de las que se cuida, le gusta comer bien, y ya internalicé que mi vida es mucho mejor desde que le prestó más atención a este tema, perooooooooooooo no me prohíbo un ataque de amor al chocolate cuando mi día lo amerita, y claramente siento que #melomerzco. Trato de que no sea mi salvavidas, pero siempre algo de dulce ayuda a sentirnos mejor, si resulta una excepción.


- Recuerdos: Puede ser un arma de doble filo si no sabemos utilizar este recurso. Yo simplemente vuelvo a momentos en donde fui muy feliz, y casi siempre leyendo alguno de mi 15 diarios. Leo y vuelvo a pasar por ese día, por eso me gusta tanto escribir, porque las letras tienen el poder de transportarte a donde quieras.


- Dar amor: Otra cosa que me hace bien es decirle a la gente que quiero, que la quiero. Simplemente eso, sin preámbulos ni vueltas literarias. Abrazar a esa gente que te reinicia o un mensaje que les recuerde que tan importantes son para mí. Inevitablemente recibís respuestas que alimentan de amor tu día triste y caído.

Reconocé en vos cuáles son esas herramientas que podes incluir en tu #BotiquínEmocional y dejalas a mano. Pueden ir variando, puede que a veces utilices una y otras todas, pero siempre, saber que te hace bien puede salvarte el ánimo de un día gris, y para gris ya está cielo, asique vos mi heroína, A BRILLAR.