• Flor Palumbo

3 cambios que pueden mejorar tu vida

Leí por ahí este texto y me gustó, asique se los comparto para ampliar el efecto e invitar al análisis posterior:


“Cambiar la duda por pregunta.

Cambiar la protesta por propuesta.

Cambiar el reproche por reclamo”


Es que a veces es empezar por construir diferente el lenguaje, aunque a priori no creamos que podemos dejar de quejarnos, o empezar a preguntarnos, o no pasar las facturas a las que nos tenemos acostumbrados.


A veces es decirlo, y que ese sea el primer paso de todo lo demás que, con motivación y voluntad, va a venir después.

Un día hice el ejercicio de identificar mis conversaciones conmigo misma, para entender cuáles eran las ideas que se movían de manera natural por mi cabeza. Esas que después, sin darnos cuenta, se convierten en acciones, y esas acciones en hábitos y esos hábitos en días, en vida, en años.


Descubrí que me quejaba, más de lo que asumía. Me autoproclamaba alegre y positiva, pero una lluvia cualquiera me sacaba de ese lugar y me ponía en el mood oscuro y negativo que siempre renegaba en los demás. Entonces, motivada por mis ganas de convertirme en alguien mejor, deje de ver mi queja camuflada, para pasar a la acción y eliminarla por completo cada vez que aparecía. Le enseñe a mi cabeza a pensar distinto, frente a un mismo estímulo. Es un ejercicio de todos los días, es básicamente, la base de sentirme mejor reconociendo el valor inmenso de las pequeñas cosas, y desestimando el ultra valor que le daba a las pequeñas cosas que no me gustaban y que las convertía en gigantes. Me siento mejor, mis hijos me perciben mejor, mi mundo parece mejor, y tengo menos malos ratos.

Algo tan simple, puede cambiar tanto. De verdad que puede eh.


Probalo, seguro alguna de las propuestas de arriba te representa más que otra…vos elegís.


Algo importante, es perseverar, que la emoción no se coma la voluntad, y respirar hondo cuando venga la queja, la protesta, o la duda. Es resetar la forma en la que, quizás, pensamos toda la vida, entendiendo que ese cambio, incluye frustraciones, tropiezos y mejores momentos. Como todo cambio, es una decisión. :)